martes, 22 de mayo de 2012

La copa del viento, Radamel y Villa...

Después de la resolución de la liga española con la victoria del Real Madrid, y tras la exhibición de Drogba en la final de la Champions, llega la final de copa del rey entre dos de los equipos que mejor juegan al fútbol. El viernes se sabrá quien es el campeón. Hasta el viernes... poco fútbol y mucha política. Los posibles pitos al himno español demuestran, una vez más, que en este país no se respetan las banderas, sean del color que sean. En medio de una crisis de estado galopante, donde el fútbol era una vía más de escape a la agonía de las famosas "primas de riesgo" y "macroeconomías", volvemos a hablar de lo que no es fútbol. Ojala veamos un partidazo de tal magnitud, que los pitos al himno se quede en un tímido susurro del viento de unos cuantos que mezclan política con deporte. Escribiendo de todo un poco, hablamos una vez más de Radamel Falcao. Y de como un par de chilenas abren las puertas al fútbol mundial a un pedazo de jugador. Ya era un pedazo de jugador, pero después de las tres demostraciones seguidas (final Europa League incluida), llama a la puerta (si cabe con más fuerza) de los grandes de Europa.
Siendo egoístas me gustaría que se quedara en el Atlético por dos motivos: el primero, disfrutarlo cada domingo sin tener que mirar a otras ligas para verlo. El segundo: el atlético tiene una necesidad imperiosa de formar un equipo en torno a un jugador con cimientos suficientes como para luchar el próximo año por algo más. Suerte Radamel.
Y Villa no llegó. Como ha reconocido hace poco vía Twitter, no llegaría a la Eurocopa al 100%. Y en un gesto que le honra (alguno debería haber hecho lo mismo antes del Mundial), abre las puertas a otros jóvenes delanteros como Adrian (menuda temporada ha hecho el atlético), Soldado o Negredo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada